Emilio Scotto

Emilio Scotto (Buenos Aires, 27 de Septiembre de 1954) es un aventurero argentino, fotoperiodista y escritor. Desde 1997 ostenta el récord Guinness por el viaje más largo en moto, que tuvo una duración de diez años por 279 países y una distancia de 735.000 kilómetros. El viaje se realizó en una Honda Gold Wing GL 1100 de 1980 a la que Scotto bautizó como la Princesa Negra. En 1985, Scotto dejó su trabajo como representante de la farmacéutica Pfizer en Buenos Aires para recorrer el mundo sobre su Goldwing Interstate. Hacia el final de su viaje, en 1995, había agotado trece pasaportes de 64 páginas, su moto había recibido un motor completo de recambio, había consumido 47.000 litros de gasolina, 1.300 litros de aceite, 86 neumáticos, doce baterías y nueve asientos. La odisea de Scotto resultó a menudo peligrosa, con estancias en Nicaragua en 1985 durante la guerra civil del país o en Kuwait en 1991 justo antes de la invasión iraquí. Pero la parte más arriesgada de su viaje, como reconocería más tarde, estuvo en África cuando fue detenido como sospechoso de espionaje en Burundi, Chad y Camerún. También fue arrestado en Zimbabue bajo sospecha de falsificación de pasaporte. Entró en Liberia durante un período de agitación militar y tuvo que esconderse en un recinto diplomático en Monrovia durante varios días hasta recibir un pasaje seguro para salir del país. No pudo entrar con su moto en Corea del Norte, aunque sí llegó a caminar por franja que separa el país de Corea del Sur. Estuvo a punto de no poder entrar en China después de que los oficiales de aduanas le reclamasen un pago de 70.000 dólares y sólo pudo evitarlo gracias a la influencia del Moto Club de Beijing. Scotto fue recibido en el Vaticano por el Papa Juan Pablo II y el líder libio Muammar al-Gaddafi donó personalmente 300 dólares para que continuara su viaje en África. En la parte final de su viaje recibió el patrocino de firmas comerciales como Pepsi, Agip y Metzeler.

Mostrando el único resultado