Chicho Lorenzo

Chicho Lorenzo fabricó la primera moto para su hijo, el pentacampeón del mundo de 250 y MotoGP Jorge Lorenzo, cuando este tenía solo tres años y fue su entrenador técnico hasta que cumplió los dieciocho. Como resultado de ese trabajo desarrollaba un método de entrenamiento único para jóvenes aspirantes a convertirse en pilotos de velocidad que quedaba reflejado en su primer libro, «Iniciación al motociclismo deportivo – La preparación de un futuro campeón».

Al mismo tiempo ha creado una red de centros de entrenamiento en la que se ha formado toda una generación de pilotos mallorquines, encabezada por el campeón del mundo de Moto3 y MotoGP Joan Mir, el campeón del mundo de Moto2 Augusto Fernández o el campeón del mundo de Moto3 Izan Guevara, así como centenares de pilotos y usuarios de motocicletas que han asistido a sus cursos de perfeccionamiento. Con el paso del tiempo ha publicado un segundo libro, en esta ocasión destinado a la gestión de la actividad profesional del piloto, titulado «Exigencias técnicas, físicas y mentales del motociclismo de velocidad».

Mostrando los 2 resultados

Scroll al inicio